Iglesia Parroquial Santa María Magdalena de l’Olleria

La Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena de l’Olleria, no es una construcción de una época o estilo, sino un sucesivo trabajo de muchas generaciones, fenómeno muy frecuente en nuestro patrimonio arquitectónico. También ha habido destrucciones en nuestro patrimonio, y renovaciones como la general del siglo XVIII, para mejorar un edificio de buena arquitectura, testimonio de su época en cada momento y símbolo de la población, sus aspiraciones y sus creencias.

Localizada l’Olleria en un territorio de población muy antiguo, como hacen testimonio sus hallazgos arqueológicos, ya aparece mencionada documentalmente por primera vez en el “Llibre del Repartiment” como alquería dependiente de Xativa durante toda la edad media y con una larga serie de pleitos con esta ciudad (que ocuparon la segunda mitad del siglo XVI). El empuje económico de la población, le permitió conseguir la independencia municipal, convirtiéndose en Villa Real con voto en Cortes. Todo esto más la creación de un termino municipal propio produjo un nuevo aumento demográfico de la Villa, y ya en las visitas pastorales de la época, queda anotado como pasó de tener 276 casas en 1570 a 400 en 1598, probablemente a pasar a vivir en ella los cristianos nuevos o moriscos convertidos de las alquerías “vint-i-cinch” y “Els Casals”, hoy desaparecidos y de la que solo nos quedan sus antiguas iglesias convertidas en ermitas en estado de derrumbamiento (la de Sant Joan y la de Sant Cristófol respectivamente).

Esta independencia, provoco una exaltación de la vida comunitaria, que se tradujo en la construcción del edificio de la Casa de la Villa (antiguo ayuntamiento) y en una nueva iglesia parroquial.

La iglesia está situada al este del antiguo casco de la población y orientada en dirección NE/SO. Todavía sin saber la fecha de su construcción, esta debe fijarse entre 1522, fecha en que se destruyo la antigua iglesia al ser quemada en la guerra de las germanías y el 1566 cuando se nombra como construida en las visitas patronales. Su construcción debió hacerse al menos en dos fases; la primera comenzada por el absida como era la costumbre, y donde se ve el molduraje y parte de unas ventanas más antiguas que el resto, y siguiendo por la nave donde incluso cambia la forma de los contrafuertes.

La fábrica es de una nave, de la planta poligonal, y con capillas entre los contrafuertes que sostienen la vuelta, esta última con arcos de crucería; la puerta principal y la torre-campanario están a los pies, existiendo otra puerta lateral al SE. (La porta dels Grisons).

Posteriormente se le añadirían sacristías trasagrario y la capilla de la comunión cubierta con una cúpula. Como se ve, por su descripción la primitiva construcción está planeada y cubierta a la manera gótica, hecho que es así una constante en la arquitectura religiosa valenciana del s.XVI donde los modelos constructivos del gótico perduran bastante más de lo que cabria pensar según los libros de historia, otros ejemplos lo son también las iglesias parroquiales de Albaida, Ayora, Canals o Enguera, por citar algunos ejemplos próximos, realizados de la misma forma y de la misma época ; incluso la iglesia del colegio del Patriarca de Valencia tiene las naves cubiertas con el estilo gótico, más estricto de la crucería.

En una ilustración del cuadro del pintor Florentino Cristóbal allorí (1577-1625) se representa sobre un paisaje una Magdalena reclinada leyendo un libro. Esta misma imagen es de una novedad sorprendente en la iconografía de la Magdalena, la cual ya contaba con un amplio tratamiento en la pintura valenciana. Esta es la misma que corona la portada de la iglesia de l’Olleria.

La portada se presenta a modo de arco triunfal romano, con dos arcos y cubierta de animalotes, mascaras y florones, siendo a pesar de su tamaño mediano y su labrado irregular uno de los pocos y muy interesantes ejemplos del plateresco valenciano.

Los terribles terremotos del 1748 que derrumbaron el castillo de Montesa, afectaron también a l’Olleria, hasta el punto que los vecinos salieron de las casas por temor a mas temblores y en el caso de la parroquia se agrieto la vuelta y el campanario. Debió ser en esta época y haciendo las reparaciones necesarias, cuando se llevo a término la importante renovación dieciochesca que se contempla en la construcción. Revestida interiormente con retoques y pinturas barrocas debió cambiarse también la cubierta sustituyendo la primitiva de madera por la actual de barandales de ladrillo. El resultado del “Collage” del revestimiento barroco con las crucerías góticas, es de toda forma original.

El respeto de la renovación frente a la vieja construcción se denota en que únicamente el escudo de la Villa, en la vuelta del presbiterio, así como también los diversos símbolos que podeos encontrar en las bases de las picastres de la nave central fueron de nueva implantación en la nueva imagen interior del edificio.

Distribución de la nave

1: Altar de San José

2: Altar del Cristo

3: Sagrado Corazón de Jesús

4: Ecce-Homo

5: Altar Divina Aurora

6: Porta dels Grisons

7: Altar de San Miguel

8: Anunciación

9: Retablo central de María Magdalena

10: Resto de retablo antiguo

11: Torre Campanario

Publicado el agosto 9, 2012 en Arqueologia, Arquitectura, Cultura, Esglesies, Historia, Monuments, Religió, Tots y etiquetado en , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: